Cuando entramos en una demanda (o la creamos), a la derecha vemos aquellos inmuebles que tenemos en cartera y que son muy similares a lo que él busca. 

Junto a cada inmueble encontramos un pulgar hacia arriba, un pulgar hacia abajo y un ojo.

Los pulgares sirven para indicar el interés del cliente en ese inmueble. 

No sirven para enviar emails, para eso están las conversaciones.

Si le enseñamos un inmueble a un cliente, lo llevamos a visitarlo y nos dice que le gusta, entonces marcamos el pulgar hacia arriba. Al hacerlo, el inmueble pasa de estar en inmuebles sugeridos a estar en inmuebles favoritos.

Los inmuebles que están en favoritos no cambian aunque cambiemos el criterio de búsqueda del demandante. 

La idea no es llenar al cliente de inmuebles favoritos, sino que ahí estén únicamente aquellos inmuebles que de verdad se está planteando comprar o alquilar.

Si, por el contrario,  le enseñamos un inmueble a un cliente y nos dice que no le gusta, marcamos el pulgar hacia abajo. Es la manera para que el inmueble deje de salir sugerido para él.

Si en algún momento queremos recuperar algún inmueble al que le hayamos puesto el pulgar hacia abajo, ya sea por petición del cliente o por error nuestro, podemos hacerlo manualmente. Le damos a "agregar manualmente" y lo elegimos en el desplegable.

¿Encontró su respuesta?